Tema: Espacio Natural Protegido – Reserva de la Biosfera (ENP/RB)

JORNADAS ABIERTAS SOBRE DESARROLLO SOSTENIBLE. Proyecto DiálogosRB.net

7-15 de noviembre, intercambios online

Existen muchos tipos de espacios protegidos en la legislación española, algunos de ellos coinciden totalmente o en parte con una reserva de la biosfera. Esta última figura está definida en el marco del Programa MAB de la UNESCO, es de ámbito internacional y, a pesar de su nombre, no es de naturaleza jurídica, sino una figura de compromiso con un desarrollo sostenible. La zona núcleo de una reserva de la biosfera sí debe ser un espacio protegido por la legislación nacional, lo que relaciona la reserva de la biosfera con el sistema nacional de espacios protegidos, pero sus funciones sobrepasan las de esos espacios. Además de la conservación de la naturaleza, la reserva de la biosfera incluye la promoción de modelos de desarrollo sostenible que puedan ser extendidos a otras áreas. Entre los casos de estudio del proyecto DiálogosRB.net, el de Montseny es un ejemplo de relación entre una reserva de la biosfera y un parque natural, que puede facilitar la discusión siguiente:

  • Aunque suenan parecido, una reserva de la biosfera y un espacio natural protegido no es lo mismo: similitudes y diferencias.
  • Utilidad de la legislación para proteger recursos de la naturaleza: prohibiciones y compensaciones.
  • Utilidad del compromiso para transformar las prácticas del desarrollo.
  • La conservación fuera de los espacios protegidos y su contribución a la sostenibilidad.
  • Explorando las mejores relaciones entre un espacio protegido y una reserva de la biosfera.

Colabora desde tu experiencia, con tus comentarios, opiniones y sugerencias, en esta discusión, interviniendo en Comentarios

Esta entrada fue publicada en Jornadas DS. Guarda el enlace permanente.

5 Respuestas a Tema: Espacio Natural Protegido – Reserva de la Biosfera (ENP/RB)

  1. José Vicente de Lucio dijo:

    El proyecto proteccionista del paternalismo ilustrado parece haber llegado al final de sus posibilidades. Debemos ser conscientes de que en prácticamente todos los casos en los que se ha establecido un área protegida (incluido Yellowstone) había una comunidad humana viviendo y haciendo uso de ese territorio. La protección ha consistido habitualmente en el establecimiento de regulaciones sobre estas comunidades que al mismo tiempo eran estimuladas a modificar las formas de vida usos y costumbres que hicieron posibles los valores objeto de la conservación.
    La conservación de la naturaleza ha progresado cuando las comunidades rurales se han empoderado de su territorio y han sido capaces de dialogar hacia arriba con el marco de gobierno correspondiente y hacia abajo con los nichos de innovación.

  2. Paloma Ramos dijo:

    Partiendo del análisis ENP/RB aquí reflejado, me parece interesante intentar imaginar cómo va a afectar a las futuras RRBB el hecho de que, con la modificación de la Ley 42/2007 del año 2015, ahora la zona núcleo de una RB pueda ser una ZEPA o ZEC de la Red Natura 2000. A pesar de que la ZEPA o ZEC cuenten con un instrumento de gestión propio, y la conservación de los valores naturales estará garantizada, considero que su visibilidad es mucho menor que la de un ENP “tradicional”, y que la relación entre la figura de RB y su zona núcleo se va a ver alterada.
    Es probable que a la RB le beneficie y pueda tener un mayor protagonismo en el territorio y en la definición de nuevos modelos de desarrollo sostenible, al no surgir a la sombra de un ENP con una imagen consolidada.

  3. Alberto Hernandez-Salinas dijo:

    Creo que la Red española es un buen ejemplo de la diversidad de la figura de RB. En primer lugar, dentro del Programa MAB, el concepto de RB no ha sido siempre el mismo.
    En su primera etapa las RB no eran más que un componente de los 14 programas de investigación con el objetivo de tener una representatividad de los diferentes ecosistemas del mundo.
    Posteriormente el concepto de desarrollo fue tomando fuerza incluyendo las ideas de gestión, participación y territorio a título de ejemplo (la idea de una delimitación claramente definida de la zona de transición es obligatoria tan solo desde el 2013). Por ello, las primeras RB creadas fueron elegidas por criterios diferentes a los actuales y en algunos casos arrastran esa herencia. De la misma forma, sucede con la participación o aceptación de las comunidades cuando fueron aprobadas (anteriormente no era el objetivo por lo menos a nivel internacional).
    Actualmente las RB son la esencia del programa MAB. Son definidas de varias formas: sitio de aprendizaje, sitios modelo, sitios de innovación. Todas ellas tienen implicaciones diferentes y necesitan herramientas de gestión apropiadas creando una cierta confusión (a nivel internacional, nuevamente). Sin embargo, esta flexibilidad del concepto permite a su vez una gran versatilidad en su aplicación en el territorio. Creo que es importante de recordarlo y ver así otra diferencia entre las RB y las ENP.
    Creo que esta diferencia puede ser un elemento importante a explorar puesto que ofrece un gran abanico de posibilidades.
    Si el área central ya tiene una función definida por otro tipo de instrumentos de protección, las RB podrían de esta forma focalizarse en como poder difundir la biodiversidad de la zona central al resto de la RB (incluyendo las zonas urbanas en el caso necesario). A su vez fomentar la participación de las entidades locales y de las universidades (investigación).
    Otro elemento importante de recordar es el papel internacional de esta figura. La cooperación entre otras RB de otros lugares del mundo podría facilitar el intercambio de ideas (por ejemplo, entre escuelas o centros de investigación) pero también la posibilidad de desarrollo económico (responsabilidad social empresarial o turismo).
    Creo que la capacidad organizativa e institucional y el gran número de RB españolas (respecto a muchos otros países) tiene un potencial muy grande para que ideas/modelos pudiesen transformar, esta vez no solo en el territorio pero también el Programa teniendo un impacto a nivel internacional.

  4. La figura de RB supera el concepto tradicional de espacio natural protegido, la búsqueda del equilibrio entre ser humano y naturaleza, parece ser en pleno siglo XXI un punto de partida más realista que la protección sin más de los espacios. Aunque efectivamente existen territorios que merezcan ser protegidos y casi aislados por el hecho de su riqueza natural.
    La mayor parte del territorio que aspiramos a proteger no es un espacio natural protegido y sin embargo seguro que el territorio en su totalidad si tiene valores naturales, etnográficos y patrimoniales a preservar. Para este papel más amplio (y por ende necesario), creo que la figura de Reserva de la Biosfera, sin estar reñida con la de Parque Natural o Nacional responden más a las exigencias del presente.

  5. Manuel Oñorbe dijo:

    Interesantísmos los comentarios. Gran nivel de los comentaristas.
    En mi opinión, el modelo Reserva de la Biosfera es sin duda un modelo que suscita un interés creciente teniendo en cuenta que no supone la adición de nueva normativa sobre el territorio. El núcleo en el que se centra este modelo es el compromiso voluntario, más allá de lo que exigen estrictamente las leyes. Un análisis superficial de esta figura lleva a concluir que se trata de un modelo muy exitoso, si tenemos en cuenta que el número de reservas designadas crece año tras año. Cabría preguntarse, no obstante, si queremos más cantidad o más calidad.

Deja un comentario